Últimas Actualizaciones del Evento

2015… ¡Te he vencido! 

Posted on

31 de diciembre de 2015
Que en 2016 os rodeéis de gente que os aporte, que os estreseis menos y sepáis relativizar, que compréis menos y disfrutéis más, que no os rindáis y sigáis luchando por vuestros sueños. Que si sois buena gente, no dejéis de serlo y si albergáis algún sentimiento negativo: tratad de quitároslo cuanto antes, eso da úlcera y os hace más feos. Que sepáis apreciar lo que verdaderamente importa: la gente a vuestro lado que os hace felices y os pone las cosas fáciles, los nuevos miembros en las familias, los viajes especiales, aprender cosas nuevas a menudo, un buen plato en la mesa, los éxitos de tus amigos como éxitos propios, leer un libro tranquilamente en la mejor compañía o solo, salir a la montaña y respirar el aire helado, los éxitos profesionales por los que se alegran casi más tus amigos que tú, quedarte embobado mirando las olas del mar o las llamas de una chimenea, la cara fría o ardiendo después de una buena carrera, meterte en una piscina después de la carrera, el sofá de vuestra casa los domingos por la tarde, la música, pero lo más importante de todo: la gente que te aporta. ¡Ojo con esa, que hay que cuidarla!

¡Feliz año a todos! Espero que en el año que entra aprendáis tanto como lo he hecho yo este año (y, a ser posible, sufriendo un pelin menos).

Mención especial en este año a mi estupendo y maravilloso marido que tan bien me entiende, me quiere y me cuida hasta el infinito. A mi sobri nuevo, Lucas, que sin saberlo me ha cambiado la vida. A mi fantástica familia a la que quiero a rabiar y por la que haría cualquier cosa cosa que hiciera falta. Y a mis amigas, que han tenido un año de retos y han sabido superarlo con nota alta, porque ellas son muy grandes y a pesar de las dificultades hemos estado juntas, apoyándonos ¡y encima lo hemos hecho de lujo!

¡Os quiero y os estoy tremendamente agradecida!

  

#ejemplodediaperfectoen2015

Anuncios

Han pasado tantas cosas…

Posted on

…desde mi última entrada en el blog. ¡Hasta he cambiado de estado civil! Pero esa es otra historia de la que os tengo que hablar más detenidamente, cuando tenga un poco más de tiempo y recupere las fotos de la boda.

Desde mi última entrada del blog:

1. Me he perdonado.

2. He tirado para adelante.

3. Me he re-motivado. En el curro y en la vida en general.

4. He acabado el “curso” con más calma y relativizando más que nunca.

5. He obtenido unos buenos resultados y unos mejores consejos.

6. Me quiero más a mi misma.

7. He desconectado a tope (es lo que tienen mes y medio de estupendísimas vacaciones en compañía de la gente más guay, y esto también lo contaré más detenidamente en otro momento).

8. Me he casado y el amor, el cariño y la felicidad de toda la gente que nos acompañó ese día ¡no os imagináis lo que me ha cargado las pilas! Han cambiado cosas en mi, mi amor a David, a la familia y a los mejores amigos. Me han hecho el doble de fuerte de lo que era. ¡GRACIAS! Tengo que hacer una mención especial aquí (y desde luego que también lo haré en un post exclusivamente dedicado a ella) a lo hermanísima que fue mi hermana ese día. Es que, simplemente, no te puedo adorar más.

9. Me he apuntado al gym. Y me he comprometido a ir. Y además, aplicando la PDA, también he apuntado a David. Y también me he comprometido a chapotear un poco en la pisci de vez en cuando. Y ¡ojo! lo estoy cumpliendo…

10. He vuelto al cole y, aunque lleve una serie de marrones sucedidos en el tiempo desde que me reincorporé, lo afronto todo con más calma, relatividad y sacándole siempre el mejor partido posible a las experiencias. También me he comprometido a aprender a delegar y a cortar cuando tengo que cortar.

11. He disfrutado de unos findes este mes… que también merecen posts independientes aparte. ¡Y los que me esperan (curso de cocina con Almagro, vuelta a Paris, etc.)

12. He vuelto a hacer las listas típicas en mí, pero esta vez con cosas que me HACEN FELIZ, no COSAS QUE QUIERO CAMBIAR.

13. ¡No me he cortado el pelo aún! jijiji 😉

14. He decidido que TENGO que ordenar mi vida, para lo cual he establecido unas máximas que rijan mis decisiones (cuando me acuerde, de momento no voy demasiado mal…):

– Haz lo que haces

– Piensa menos y haz más

– Cuidate

– Simplifica

– Desprendete de todo y se tú mismo

– Rodéate de gente que te aporte

– Delega responsabilidades y pasa al siguiente nivel

Lo dicho, nos vemos en el NEXT LEVEL.

Maquillaje

Os dejo con mi cara pixelada de felicidad mientras Ana me maquillaba para el gran día.

Un fin de semana de calma después de la tormenta…

Posted on Actualizado enn

Imagen

Qué bien se está tirada en el sofá, mirando por mi ventana que da al jardín y a la pequeña terraza de mi apartamento parisino del 15ème arrondissement… Pero llevo una temporada muy introspectiva y de mirarme al ombligo, todo para olvidarme de que existo… ¡Eso es algo imperdonable! Menos mal que mi saboteadora interna, con las pintas de una abu educada-educadora en la moral judeo-cristiana, me da una colleja de vez en cuando y, aunque lo paso mal y me echo mil culpas a mi misma, acabo reaccionando.

Hace unos dias le decia a mi madre que NO QUIERO QUE ME VUELVA A PASAR ESTO. Tengo 30 años ya, no está el horno para bollos… Pero me volverá a pasar, seguro. Eso si, cada vez que me ocurre salgo reforzada y cada vez me duele un poco menos… ¿significará eso que estoy creciendo y avanzando? Claro que si.

Después de mucho filosofar, y he de decir que tras un montón de muestras de cariño que me ha demostrado mi gente, ¡GRACIAS! decidí dejar de castigarme y salir a que me diera el aire. El resultado: un fin de semana maravilloso, descubriendo mi barrio parisino, que es una maravilla de ciudad independiente, con mi propia compañía y la de una serie de llamadas telefónicas que siempre reconfortan, mimándome, cuidándome y haciendo todo lo que me gusta: pasear, mirar, oler, escuchar, ver cosas bonitas, comprarme ropa y objetos bonitos, revistas y comida, cocinar, tomar el sol, hacer deporte, dormir, cantar, estudiar… Aunque tb he planchado (¡YO!) y he recogido y limpiado mi casita para que me apetezca venir aquí… Seguro que pensáis que cómo es que me puedo plantear que no me guste venir a París, pero se trata de un curso e el que me han pasado muchas cosas, no todas ellas agradables, y le había cogido un poco de manía a esta cuidad. Más bien al concepto de tener que irme completamente sola a una ciudad a pasar 15 días al mes, siguiendo una dinámica aeropuerto-trabajo-casa-trabajo-casa-trabajo…no sigo. Eso no le apetece a nadie. Lo bueno de París es que es imposible no reconciliarte con ella en el medio segundo que pones un pie en la calle y miras hacia arriba. Además, a pesar de los altos niveles de contaminación (que no “polución”, joder, que esta no es nueva), ha hecho un tiempo buenísimo, que me ha permitido hacer un poco de fotosíntesis y cargarme las pilas. Para lo que venga. Para seguir. Para decidir que ya no. Para quedar con amigas de antaño que te cuentan cómo han realizado un cambio en sus vidas para cumplir sus sueños. Para decidir qué sueños quiero cumplir yo. Para existir, sin miedo a vivir.

Os dejo, como muestra de mi finde, unas cuantas de las fotos que he conseguido salvar.

¡Besos a todos! ¡Y sed felices, no hagáis tonterías como yo!

Imagen

Esto es un rincón muy curioso que hay justo al lado de mi casa. Un trocito del mar que tanto añoro en París.

Imagen

El cuervo mas perseguido del Parc Georges Brassens.

Imagen

Los millones de olores evocadores de estas velas, de la tienda Art de Vivre, rue de la Convention.

Imagen

La cerveza Leffe y mi bloc de notas, para que no se me olvide todo lo que hago por mi misma y para mi misma.

Imagen

Los mil tipos de lechugas que se venden en esta ciudad, que me han hecho reconciliarme con las ensaladas… (¡YO!)

Imagen

Imagen

Mi cara de paz después de 7 km de carrera,tomando el sol en Cité Universitaire.

Imagen

El tiempo pasa, se pasa la vida y yo me comprometo a no ser más una espectadora.

Amor

Posted on

Ayudarse para sobrevivir y para “estar”, eso es la naturaleza humana o animal. Ayudarse para crecer y evolucionar, eso es el amor.

Algo que nunca hiciste…

Posted on Actualizado enn

Si siempre actúas igual y no obtienes lo que buscas, es lógico pensar que tendrás que actuar de una manera diferente, no?

Parece fácil sobre el papel, pero hay que tenerlos bien bien puestos -y las cosas clarisimas- para modificar nuestra conducta o forma de actuar y -sobre todo- para cambiar lo que sentimos respecto de nuestros objetivos.

En cualquier caso, me gusta el lema y apoyo a todo el mundo a que experimente -desde una pequeña escala al principio, quizá- lo que se consigue haciendo las cosas de un modo distinto…

Algo que nunca hiciste

Fuente: Mr. wonderful :: diseño gráfico para eventos no aburridos ::

DIY je t’aime!

Posted on Actualizado enn

Mi falta de creatividad en ocasiones me exaspera. Menos mal que, entre todo el barullo de la red, se encuentra de todo -obviously- y muy buenas ideas, por cierto…

No sabia que estaba tan de moda lo del “Do It Yourself”, “DIY” del titulo de mi post. Yo solo estaba un buen dia buscando cositas chulas por internet y di con esta corriente, que tiene su maximo exponencial en los blogs y, por supuesto, en Pinterest.

Qué gran aplicación (yo me la descargué ya) para ver cosas realmente bonitas! Para mi, es un sustituto perfecto de las revistas de moda -que cuestan una pasta y no me aportan nada especial, la verdad- para esos momentos de “superficialidad necesaria”, en los que todas las noticias de la TV y los periodicos son horribles y desesperanzadoras, no tienes ni un minuto para dedicartelo a ti misma, porque curras demasiado, cuando tienes tiempo libre, lees libros que te aportan un aprendizaje… y en los que ver algo bonito -simplemente para admirar su belleza y desconectar un poco- es muy necesario y reconfortante. Si, es superficial, pero para las personas sensibles como yo, es una vía de escape…

Os dejo una foto de una casa DIY, que les ensene a mi madre y a mi tía  para sus ideas de qué hacer con Pelayos… Ya ire colgando alguna cosa curiosa que me encuentre por la red.

Casita chuli

Fuente: http://pinterest.com/poppytalk/pre-fab-homes/

El orgullo vacuo del ser ha dejado en segundo plano la dificultad y la satisfacción del hacer…

…the decision to change

Posted on Actualizado enn


Como respuesta a mi anterior entrada…

La verdad es que últimamente tengo la cabeza llena de cosas, de ideas, de pensamientos, de proyectos, de recuerdos… y necesito ordenar un poco, o al menos dar rienda suelta a lo que pasa por dentro de mi al modo de “cajón desastre”. He estado incluso a punto de cambiarle el nombre al blog, porque casi que se va a empezar a parecer mas a eso que a un cuaderno donde anoto mis pensamientos mas profundos.

Hace mucho bien desahogarse un poco cada día, o cada poco tiempo. Escribir. Vamos, una cosa que no se me hubiese pasado jamas por la cabeza. Pero aquí estoy!

Después de hacer millones de listas de cosas que hacer a lo largo de mi vida y de luego no tener tiempo para hacer nada, bien por el curro, la vida social, la necesidad de no perderse nada y, por tanto, de hacer mas listas… resulta que ahora estoy pasando a ejecutar, a hacer… y eso si que hace bien. Me gusta hacer cosas, no solo pensarlas. Son cosas que me hacen crecer, madurar, cultivarme y, sobre todo, sentirme bien conmigo misma.

Estoy orgullosa de que, entre toda la maraña de responsabilidades y de “deberes” que me rodea, pueda sacar un rato, unas veces mas largo y otras mas corto, para hacer las cosas que me gustan.

Creo que esto es necesario para vivir (feliz, anoto), ya que, si no, nos pasaremos toda nuestra vida esperando a que se cumplan determinados para ser felices… y así esperando se nos ira la vida sin darnos cuenta. Eso no me gusta. No lo quiero para mi. Ni para ti… Hazme un poco de caso y disfruta de los pequeños placeres que nos brinda la vida, no los dejemos pasar. Estoy convencida de que seremos mas felices aun, si cabe.

 

Brunch de domingo

Brunch de domingo en Paris con Balnca.